Espacio Público: Falta de información reproduce la incertidumbre - Laclé en Línea

Últimas Noticias

lunes, 3 de junio de 2019

Espacio Público: Falta de información reproduce la incertidumbre

La asociación civil defensora de los derechos humanos, especialmente la libertad de expresión, afirma que la política de ocultamiento de información oficial no sólo contradice fundamentos básicos de cualquier sistema democrático sino que obstaculiza en gran medida el ejercicio de la actividad económica.




Espacio Público denuncia que luego de cuatro años sin dar información, el Banco Central de Venezuela (BCV) publicó la semana pasada cifras e indicadores económicos que dan cuenta del nivel de deterioro que afecta la economía venezolana y de la agudización de la crisis durante la gestión de Nicolás Maduro.

El derecho al acceso a la información pública expresa entre tus principios rectores que toda información en poder del Estado deber ser pública y accesible por lo que la actuación del BCV durante los últimos cuatro años devela la violación sistemática de este derecho. 

La Constitución de la República Bolivariana de Venezuela (CRBV) establece en su artículo 319la obligación del directorio de rendir cuentas y publicar informes periódicos sobre el comportamiento de las variables macroeconómicas el país.

«El Banco Central de Venezuela se regirá por el principio de responsabilidad pública, a cuyo efecto rendirá cuenta de las actuaciones, metas y resultados de sus políticas ante la Asamblea Nacional, de acuerdo con la ley. También rendirá informes periódicos sobre el comportamiento de las variables macroeconómicas del país y sobre los demás asuntos que se le soliciten e incluirá los análisis que permitan su evaluación. El incumplimiento sin causa justificada del objetivo y de las metas, dará lugar a la remoción del directorio y a sanciones administrativas, de acuerdo con la ley».

El año pasado Espacio Público envió 4 peticiones de información al BCV, todas referentes a la implantación del nuevo cono monetario, a pesar de aceptarlas, el ente no respondió a ninguna. 

La política de opacidad en el manejo de las cifras niega a los venezolanos la posibilidad de acceder a otros derechos, pues existe una relación directa entre el acceso a la información pública y la facultad de reclamar mejoras o exigir correctivos en otros ámbitos políticos.

Es deber del BCV publicar los primeros diez días de cada mes los principales indicadores económicos relativos a la inflación, escasez, Producto Interno Bruto, entre otros, como ordena el artículo 4 de las Normas que Regulan el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC), del año 2008, dictada por el propio BCV. El cumplimiento de esta actividad tal como establece la normativa permitiría a los venezolanos hacer una revisión de los indicadores, lo que lo facilita el análisis de la realidad económica y social que vive el país.

La política de ocultamiento de información no sólo contradice los fundamentos básicos de cualquier sistema democrático, en particular la transparencia y rendición de cuentas de la actuación pública, como lo establece el artículo 141 de la Constitución, sino que obstaculiza en gran medida el ejercicio de la actividad económica. 

La falta de información oficial solo reproduce una fuente de incertidumbre y empeora la toma de decisiones en los planos gubernamental y privado, según reconocen los Principios Fundamentales de las Estadísticas Oficiales de Naciones Unidas, y las Normas Especiales para la Divulgación de Datos del Fondo Monetario Internacional, ambos documentos internacionales suscritos por Venezuela.

A propósito de la publicación a destiempo de estas cifras, en Espacio Público reiteramos la solicitud de la publicación periódica de los datos relacionados a la inflación, escasez y del conjunto de variables macroeconómicos establece la normativa y que en este contexto de emergencia humanitaria compleja son tan necesarios para la una mejor toma de decisiones a futuro.

Recordamos que la restricción del acceso a la información pública y la falta de información oportuna viola obligaciones previstas en los artículos 19 y 25 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, y en definitiva, vulnera los derechos humanos de los ciudadanos, es responsabilidad del Directorio del Banco Central de Venezuela garantizar la divulgación adecuada, clara y oportuna de los principales indicadores económicos del país pues es una acción obligatoria para realizar el objetivo fundamental de ente, de lo contrario la misma Ley establece el procedimiento para la remoción del mismo por parte de las autoridades correspondientes.



Con información de Espacio Público. 




No hay comentarios:

Publicar un comentario